MEDITACIONES

El objetivo principal de la meditación es relajar la mente hasta liberar la conciencia. La variedad de técnicas de meditación son casi infinitas, pero la esencia de la meditación es una sola: el desarrollo de la conciencia.

Los manuales tibetanos de meditación señalan cuatro fases en la práctica:

Al inicio, indican la importancia de meditaciones reflexivas para cambiar nuestro enfoque: de lo mundano a lo espiritual.

El siguiente paso es purificar el corazón y la motivación, meditando en el amor y la compasión hasta llegar a la perfección del altruismo.

Después se tranquiliza la mente con meditaciones de calma mental que la hacen más servicial y concentrada.

Finalmente, el objetivo es descubrir la esencia de la mente con meditación de visión profunda.